Tiempo de reproducción

Uno, dos, tres,… los tengo rodeados. Una vuelta más y… ¡zas! Ya es mío. ¡Mmm! Sabroso pescadito. Uno, otro y… ya, el último. Hace un año no era tan ágil, pero ahora que alcanzo los 45 km por hora bajo el agua, no hay bocado que se me escape. Y, bueno, tampoco está nada mal eso de tener la barriga blanquita para que mis depredadores marinos me confundan con el color del cielo y el lomo oscuro para que las aves piensen que soy parte del mar. Ya decía mi abuela que la naturaleza era muy sabia.

Pero basta de distracciones. Mi chica se ha quedado a cargo de los huevos y es hora de que la reemplace para que ella salga a comer algo.

Fuera del agua parece que hace viento, las hojas de esos arbustos se mueven bastante. Tal vez sea viento frío, pero con esta grasilla que me gasto, no hay de qué preocuparse. Allá voy. ¡Vaya!, con lo ágil que soy bajo el agua y lo patoso que parezco en tierra. Lento pero seguro. Pasito a pasito, aleta a aleta.

Mírala, allí está. No me canso de observarla. Es maravillosa. Lo supe desde el primer momento que la vi. Este es ya nuestro tercer aniversario y como un par de tontos enamorados seguimos viniendo cada año a nuestro rincón en Isla Martillo. Sé que a ella le gusta y por eso me adelanté hace un par de semanas con otros compañeros para rescatar nuestra pequeña cueva. La decoré como mejor pude y todo estuvo listo para su llegada, junto con las otras chicas, pero yo sólo tengo ojos para ella y ella para mí.

Ahora lo compartimos todo. Es la época más importante para nosotros. Ya tenemos nuestro par de huevos y en poco más de un mes nacerán los pequeños. Nos compaginamos a la perfección: turnos para cuidar los huevos y mantenimiento del nido compartido. Así funciona nuestra pareja.

DSC_0372
Los pingüinos de Magallanes visitan a finales de cada año la Pingüinera en Tierra de Fuego

 

Sí, soy un pingüino de Magallanes y estoy en mi época de reproducción. El lugar que elijo es el mismo cada año: la Pingüinera argentina (Isla Martillo) de Tierra del Fuego, en el Canal Beagle, donde compartimos espacio con nuestros colegas los pingüinos Papúa y algún que otro Rey. Estaré por aquí hasta abril, aprovecha para visitarme, porque después estaré sin pisar tierra una buena temporada.

5 comentarios en “Tiempo de reproducción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s